apps navegador infantil

La tecnologí­a actual permite que todo el mundo consulte cualquier duda en Internet, realice toda clase de tareas prácticas, o chatee y disfrute de juegos en la red. Ahora bien, los padres conocen bien esa angustia que supone contar con un mundo de contenidos abierto a los más pequeños de la casa. Y es que un smartphone o una tableta son más que suficientes para consultar toda clase de páginas web y contenidos que no siempre son los más adecuados para las edades más tempranas. Por ello aquí­ te presentamos una serie de opciones destinadas a regular el uso que los niños y niñas hacen de Internet. Todo ello mediante aplicaciones más o menos sencillas y gratuitas con opciones de control parental con las que estar seguros de todo lo que hacen. Eso sí­, se trata de herramientas con una vertiente económica, limitando su funcionamiento en la versión gratuita, aunque resultan funcionales sin no se desea ningún servicio extra. Además, hay que tener en cuenta que su uso supone un consumo extra para la baterí­a del dispositivo, siendo conscientes además de que estas herramientas solicitan permisos de administración del terminal para poder controlar las caracterí­sticas del móvil con los criterios de los padres.

Kidoz

Se trata de una de esas opciones para los más pequeños de la casa que transforman el terminal en una auténtica mesa de juegos. Y es que actúa como un launcher o entorno completo, impidiendo que los niños puedan salir de él y acceder a los contenidos del móvil como las fotos, ví­deos o aplicaciones instaladas. Algo especialmente útil para los padres que dejan jugar a los niños con sus terminales.

Una vez que se crea un perfil para el niño o la niña, es posible acceder al entorno para contar con una gran selección de juegos, ví­deos y actividades especialmente destinadas para ellos. Además, cuentan con una opción llamada Navegador. Eso sí­, es de lo más restringida. Y es que sólo permite acceder a páginas web bien conocidas, como las de Disney, donde explorar sus secciones y juegos sin posibilidad de huir de este control y ser redirigido a otros lugares. Todo ello con un control pormenorizado para saber cuántas horas se invierte en todas estas actividades e incluso pudiendo limitar el número de horas para navegar y jugar.

La aplicación Kidoz está disponible sólo para Android de forma gratuita. Sólo hay que descargarla a través de Google Play. Se trata de la opción más sencilla y con menos inconvenientes técnicos.

apps navegador infantil

 

Qustodio

En este caso se trata de una herramienta de protección parental más amplia. Y es que no está tan enfocada a los más pequeños de la casa, aunque es capaz de monitorear la actividad de los más pequeños en la red y notificarla a los padres en tiempo real. Todo ello ofreciendo la posibilidad de protegerlos de forma personalizada y detallada de los contenidos que no están destinados para ellos. Eso sí­, hay que dar permisos especiales a la aplicación, ya que controlará cuestiones como las conexiones a Internet, permaneciendo activa para el control del usuario, y pudiendo afectar al consumo habitual de la baterí­a. Además, como es lógico, a pesar de ser desinstalada, su protección sigue vigente a menos que sea desactivada por el padre, madre o tutor que la haya instalado y configurado.

Basta con crear una cuenta y configurar de forma inicial el terminal en el que se va a utilizar. Atendiendo a las protecciones en las páginas web, es necesario acceder a la sección de Seguridad Online. Aquí­ el padre, madre o tutor puede establecer qué clases de contenidos vetar a través de dicho móvil en el navegador de Internet: contenidos adultos, sitios de apuestas, violencia, armas, empleo, tecnologí­a, juegos, drogas, foros, salud, gobierno”¦ todo ello pudiendo prohibir el acceso a dichas web o sólo mantener la alerta para que el padre reciba un aviso y controle lo que se hace, sin limitar o restringir el acceso del menor.

Se trata de una aplicación gratuita limitada, aunque permite la gestión activa del navegador para evitar contenidos inapropiados sin tener que pagar por su versión Premium, donde las funciones son mucho más numerosas y completas tanto dentro como fuera del navegador, ofreciendo incluso informes de actividad del usuario.

La aplicación Qustodio está disponible tanto para Android como para iOS. Se puede descargar a través de Google Play y App Store.

apps navegador infantil

 

Norton Family Parental Control

Se trata de otra herramienta de control parental que permite gestionar a qué tienen acceso los más pequeños, además de ser alertados en todo momento de algún problema de forma remota. Todo ello de la mano de la prestigiosa firma de seguridad Norton.

Como sucede con las otras aplicaciones, es necesario instalarla y llevar a cabo una pequeña configuración en el móvil o tableta en el que se va a utilizar. Configurando una cuenta para cada niño o niña que lo vaya a utilizar, y asegurándose de que no conozcan la contraseña del control parental, es posible comenzar la configuración.

De forma remota es posible controlar el tipo de contenido al que se puede acceder a través de Internet, ofreciendo la posibilidad de limitar páginas que hablen del aborto, las drogas, tengan contenido sexual, traten el tema del suicidio y un largo etcétera de temas más. Todo ello pudiendo ver siempre un buen resumen de toda la actividad que lleva a cabo el usuario controlado. También puede fijar alertas que avisen ví­a correo electrónico al instante del intento de acceso a una página web.

Con ello el usuario del móvil o tableta en cuestión no podrá acceder a dichas páginas de Internet. Desapareciendo como si no existieran, incluso sin un aviso por parte de Norton. Aviso que los padres sí­ reciben a través del correo electrónico, pudiendo ver de qué página se trata.

La aplicación cuenta con una vertiente gratuita limitada, ofreciendo únicamente la posibilidad de configurar las limitaciones del acceso web, recibiendo los avisos en el correo. Sin embargo, es necesario pagar una cuota mensual si se quiere tener acceso al resto de caracterí­sticas como la posibilidad de limitar el tiempo de uso, comprobar interacciones sociales o incluso poder leer los mensajes SMS que intercambia con otros contactos. Eso sí­, en cualquiera de los dos casos, modo gratuito o Premium, la aplicación se hace con la administración del terminal, por lo que, incluso desinstalada, aún ofrecerá limitaciones al usuario controlado. Es necesario acceder al menú de Ajustes del terminal, accediendo a los administradores para poder desactivarla, siempre y cuando se cuente con la contraseña del padre, madre o tutor. El uso de esta aplicación puede conllevar un consumo más rápido de la baterí­a del terminal.

La aplicación Norton Family Parental Control está disponible tanto para Android como para iOS a través de Google Play y App Store.

apps navegador infantil

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.