ridiculous triathlon

Los juegos del género endless runner que popularizó el ya clásico Temple Run en los que hay que correr sin fin, siguen teniendo un gran filón en las plataformas móviles. Y es que resultan divertidos, adictivos y cuentan con muchas posibilidades si están cargados de contenido desbloqueable. El único problema es la creciente saturación, ya que las alternativas no siempre presentan verdaderas novedades. No es el caso de Ridiculous Triathlon. Un juego español con un planteamiento tan extraño y una mezcla de mecánicas tal, que hace que sea dinámico y algo extraño, aportando algo de frescura al género.

Su idea es muy similar a la del resto de juegos del género. El jugador controla a un personaje a través de una frenética carrera por calles de diferentes ciudades bien reconocibles de todo el mundo tratando de esquivar todos los obstáculos y, de paso, recogiendo monedas. Sin embargo, la clave está en que la jugabilidad de Ridiculous Triathlon cambia según la partida, llegando a controlar hasta a tres personajes simultáneamente en estas carreras, o cambiando de utilizar el dedo al sensor de movimiento del móvil según se utilicen diferentes bicicletas durante la partida. Algo que obliga a cambiar el chip al jugador acostumbrado a este género.

ridiculous triathlon

Así­, durante las partidas con los tres jugadores, que se desarrollan en ciudades como Tokyo, Barcelona o Londres, con sus caracterí­sticos monumentos, el jugador debe estar pendiente de los obstáculos en los tres carriles por los que corren los personajes. Así­, tendrá que utilizar el dedo para montar al personaje del centro sobre uno de los extremos y mover al otro si quiere evitar algún obstáculo o hacerlo saltar. Pero, cuando se suban a una bicicleta habrá que pivotar el terminal para hacerlo girar, siempre deslizando el dedo hacia abajo cuando sea necesario pasar por un túnel o bajo un objeto. Algo similar a lo que ocurre en las secciones de nado, aunque en este caso hay que volver a utilizar el dedo y los reflejos.

Para ayudar en las partidas, el jugador se topará con varios power-ups o potenciadores. Una ayudas que le permitirán sobrevolar tramos del escenario y recoger monedas más cómodamente sin preocuparse por los obstáculos. Y es que este dinero es esencial para conseguir que la experiencia de juego no sea repetitiva, ya que permite desbloquear toda clase de personalizaciones tanto para los personajes como para las bicis que pueden montar. También para algunas de las caracterí­sticas que se pueden conseguir a través de la máquina de gancho, donde cazar mejoras y opciones útiles para la partida.

En definitiva, un juego que repite género pero no fórmula, planteando un ridí­culo plantel de personajes a cada cual más esperpéntico, y una jugabilidad que se aleja de la norma. Algo que le ayuda a destacar sobre el resto. Todo ello sumado a una diversión y posibilidades de personalización muy interesantes. Pero lo mejor es que Ridiculous Triathlon está disponible de forma gratuita tanto para Android como para iOS. Se puede descargar a través de Google Play y App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.