mosalingua

El aprendizaje de idiomas sigue buscando nuevas ví­as de llegar a los usuarios móviles. Y es que ya hay varias alternativas para mejorar léxico, practicar gramática e incluso mejorar comprensión oral y escrita gracias a las aplicaciones. Una de estas alternativas es la que presenta Mosalingua, con un método curioso que apuesta por la repetición y el repaso de términos cada cierto tiempo para lograr que queden almacenados en la memoria a largo tiempo del usuario, evitando que un idioma caiga en el olvido y esto influya en su desánimo.

Mosalingua cuenta con un plan de acción que busca hacer aprender un idioma al usuario en poco tiempo y de forma definitiva. Se trata del sistema de repetición por espacios (SRS), que consiste en refrescar palabras y frases ya practicadas cada cierto tiempo, ampliando su intervalo de tiempo para lograr que acaben almacenadas en la memoria a largo plazo, y no en la volátil memoria temporal que el usuario acaba olvidando con facilidad al poco tiempo.

Mosalingua ya cuenta con diferentes aplicaciones según el idioma que se quiera aprender: inglés, inglés de negocios, alemán, portugués, italiano, francés y español. Cada una de ellas presenta el mismo método. Siempre buscando motivar al usuario para aprender nuevas palabras, expresiones y frases útiles para toda clase de situaciones, pero en pequeños periodos de tiempo. Algo que permite que sean aplicaciones utilizadas de camino al trabajo, durante cualquier trayecto de cinco minutos en varios momentos del dí­a.

mosalingua

La idea es sencilla. Lo primero es elegir un nivel, que se encuentran diferenciados según su utilidad y complejidad. Así­, es posible seleccionar un nivel para practicar expresiones útiles para viajar, comprar, hablar”¦ incluso llegando a niveles más complejos como los diálogos, donde mejorar la comprensión. Tras ello sólo queda elegir un número determinado de tarjetas para practicar. Éstas albergan toda clase de frases recogidas en la temática escogida en el nivel. Útiles para la vida cotidiana.

Aprender estas tarjetas supone varios pasos. Primero hay que escucharlas en el idioma que se va a practicar para ver cómo se pronuncian los verbos y estas expresiones. Tras escuchar cada tarjeta es posible voltearla y ver su transcripción y traducción. El siguiente paso es cambiar la dirección y tratar de recordar estas tarjetas al ver su transcripción en español. Después habrá que escribir las palabras y frases presentadas en español en el idioma que se esté aprendiendo. Finalmente está la evaluación, que propone una mezcla de ejercicios para ver si realmente se han aprendido estas tarjetas.

[youtube]http://youtu.be/SSvGssg9MjE[/youtube]

Lo bueno de Mosalingua es que, si el usuario es sincero y no valora como Perfecta la evaluación, repetirá aquellas tarjetas incorrectas a los pocos dí­as, y después otros tantos dí­as más tarde. Así­ hasta conseguir aprenderlas y refrescarlas para no olvidarse de ello nunca. Todo ello de forma automática, tratando de motivar al usuario a seguir aprendiendo otras y refrescar las que ya se conoce.

En definitiva, un método curioso que sorprende por su gran variedad de posibilidades en sus aplicaciones gratuitas. Y es que el servicio es de pago, siempre y cuando el usuario quiera contar con diccionarios, un mayor número de tarjetas de cada nivel y otros detalles extra más. Lo bueno es que es posible tantear y aprender muchas de sus tarjetas sin gastar ni un euro. Todo ello disponible tanto para terminales Android como para iOS. Se pueden descargar desde Google Play y App Store.