metallicars

Los juegos de coches ya no son lo que eran. Algo que, por otra parte, es normal dados los cambios de plataformas que han sufrido. Y es que no es lo mismo jugar con un mando de videoconsola o incluso con un volante, que en la pantalla táctil de un smartphone. Quizá por ello los desarrolladores de Metallicars han dado una vuelta de tuerca al concepto de este género con una mecánica totalmente diferente, pero que apuesta por la diversión más inmediata.

En Metallicars el jugador debe controlar un bólido de carreras en un mundo donde todo está hecho con metal. La clave está en el magnetismo y el plasma, la gasolina que utilizan estos vehí­culos para conseguir avanzar y desarrollar las carreras a través de diferentes circuitos. Lo realmente curioso es que el jugador no controla en ningún momento la aceleración, freno o giros de los coches. Tan sólo cuenta con la posibilidad de activar un par de poderes gracias al susodicho plasma. Algo que, sin embargo, cuenta con la clave para ganar o perder una carrera.

metallicars

De tal forma, una vez que empieza la carrera, el jugador no debe preocuparse por los aspectos básicos, aunque sí­ por controlar la carrera gracias a los poderes extra de su vehí­culo. Estos son la posibilidad de utilizar un turbo para conseguir una gran velocidad y aceleración durante un corto espacio de tiempo, y un imán que ayuda a trazar las curvas de la forma más rápida posible, evitando derrapar y perder tiempo. Cuestiones que el resto de jugadores también dominan y con las que la tensión y competitividad se extienden hasta la lí­nea de meta.

Así­, sólo hay que pulsar sobre el poder que se desee utilizar en el momento idóneo para ello y siempre teniendo en cuenta la producción de plasma que los alimenta. Pequeñas bolitas rosas que se van almacenando en la parte superior de la pantalla y que pueden ser producidas a mayor velocidad para facilitar las cosas al jugador. Eso sí­, para ello es necesario mejorar las caracterí­sticas del vehí­culo, invirtiendo las monedas ganadas tras cada carrera en nuevas piezas o la mejora de éstas.

Otro punto importante de este tí­tulo es que el usuario es capaz de crear sus propios circuitos y pistas. Una buena forma de alargar la duración útil y diversión de Metallicars más allá. Todo ello con un aspecto muy social, ya que estos circuitos personalizados se pueden compartir para que otros jugadores también los disfruten. Todo ello en carreras contra la máquina o frente a amigos y jugadores de cualquier parte del planeta. Algo que hace la competición mucho más divertida y que lo transforma en todo un reto.

En definitiva, un tí­tulo sencillo para aquellos que no quieren controles de conducción complejos, pero ofreciendo cierta dificultad al tener que calcular muy bien cómo y cuándo utilizar los poderes para conseguir encabezar la carrera y llegar el primero a meta. Pero lo mejor es que Metallicars es un tí­tulo gratuito, disponible tanto en Android como en iOS. Se puede descargar desde Google Play y App Store. Eso sí­, cuenta con compras integradas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.