whatsapp divorcio italia

La fama precede a los italianos pero el dato es el dato. Y así­ lo afirma la Asociación de abogados matrimonialistas de Italia al indicar que la aplicación de mensajerí­a WhatsApp está presente en casi la mitad de casos de divorcio de este paí­s. Algo que sorprenderá a muchos y no pillará de nuevas a otros. Una herramienta de mensajerí­a que no sólo se ha introducido y mimetizado con la sociedad actual, sino que está consiguiendo transformar incluso hábitos y relaciones. Si para bien o para mal es algo que cada uno tiene que decidir por su cuenta.

Según esta asociación italiana, en ningún momento se afirma que la aplicación de mensajerí­a sea la causa de dichos divorcios. Sin embargo, sí­ es citada en los juicios como prueba de infidelidad, siendo esta la principal y real causa del divorcio. Y es que parece que los mensajes de WhatsApp son la mejor alarma y prueba para destapar una infidelidad o un engaño. Más allá del clásico carmí­n en la camisa, las facturas de teléfono o el perfume. Las nuevas tecnologí­as también tienen mucho que ver con los más viejos problemas de la humanidad y sus bajos instintos.

El presidente de esta asociación de abogados, Gian Ettore Gassani, asegura que las situaciones más comunes que propician estos casos son en las que la pareja se olvida del terminal cuando se va a la ducha o a dar una vuelta. Es en ese momento cuando las notificaciones de nuevos mensajes recibidos disparan la curiosidad de la pareja que acaba accediendo al dispositivo o espiando estos mensajes para ver su contenido o su procedencia. Lo curioso es que, según esta misma fuente, los hombres suelen ser cazados más frecuentemente de esta forma que las mujeres. Aunque ello no significa que los hombres sean más infieles que las féminas.

whatsapp divorcio italia

Sin embargo, dependiendo del sexo, el hábito de uso de WhatsApp en las infidelidades también es diferente, aunque sin poder generalizar. De esta forma, los hombres tenderí­an a almacenar las fotos y ví­deos de sus infidelidades para revisarlas en otro momento. Por su parte, las mujeres suelen ver la imagen y eliminarla para evitar ser descubiertas. Cuestiones que no sólo estarí­an relacionadas con WhatsApp, sino que habrí­an llegado junto con las redes sociales como Facebook u otras herramientas de comunicación como Skype.

Todos estos datos cobran mayor sentido en Italia, donde el divorcio es un duro y largo proceso para sus ciudadanos. Y es que, con la notable presencia de la iglesia, los cónyuges deben enfrentarse a tres años de luchas judiciales, además de verse forzados a tratar de reconciliarse con tal de evitar romper los votos. Un proceso en el que una prueba fehaciente como es un mensaje de WhatsApp puede ayudar más que una vaga sospecha.

En España, WhatsApp también comienza a estar muy presente en los juicios. Una prueba que debe ser presentada con un peritaje para demostrar su autenticidad y que, en el caso español, suele estar relacionada con temas de Derecho a la Intimidad, y no tanto en casos de divorcio. En cualquier caso, no hay que olvidar que, en España, consultar el WhatsApp de otra persona (espiar) es ilegal, y atenta directamente contra la privacidad del usuario. Al igual que compartir fotografí­as y contenidos sexuales ajenos, más aún si se trata de menores de edad.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp