cars

El juego de la famosa pelí­cula de animación de Pixar basada en coches de carrera ya está disponible para móviles. Un tí­tulo para servir de diversión a los más pequeños de la casa que quieran jugar con Rayo McQueen y otros famosos personajes del filme. Un juego de habilidad más que de conducción, pero que cuenta con todos los elementos para ser un tí­tulo divertido, adictivo y con unos acabados visuales y sonoros de calidad.

En Cars: rápidos como el rayo, el jugador debe llevar a cabo varias tareas. La principal es conducir a través de diferentes circuitos para lograr puntos, dinero y otras recompensas. Todo ello sin perder de vista la inversión que Radiador Spring necesita para crecer como ciudad. Y es que, además de las carreras, el jugador debe gestionar la creación de nuevos edificios para seguir prosperando. Una buena forma de repasar la historia de la pelí­cula al desbloquear y construir hasta 30 edificios habitados por famosos personajes.

cars

La jugabilidad del tí­tulo es de lo más sencilla, pensada especialmente para los más pequeños. Así­, no es necesario controlar la dirección del vehí­culo que se pilota, tan sólo estar pendiente del acelerador. Como si fuesen coches de Scalextric, basta con controlar la velocidad para evitar derrapar en las curvas y salirse del trazado, lo que implica una pérdida de tiempo considerable y la posibilidad de perder ante el rival que se corre. Y es que son partidas de uno contra uno, pero repletas de tramos locos con saltos, derrapes, porciones de montañas rusas y un largo etcétera de posibilidades. Momentos en los que es necesario realizar algún gesto en pantalla para poder llevar a cabo la acción de forma satisfactoria.

Lo bueno de Cars: rápidos como el rayo es la personalización y los desbloqueables. Así­, cuando se van ganando carreras se consigue más dinero para invertir en mejorar el circuito y añadir estas clases de tramos que lo hacen mucho más interesante. Pero, además, se desbloquean pegatinas para conseguir nuevos vehí­culos, personajes, pistas y edificios. Con ello las posibilidades del jugador siguen creciendo, lo que hace que sea un juego adictivo y divertido.

[youtube]http://youtu.be/HsBE0V7xHwg?list=UUSo0TqIHMNPOE-NZ2Dwmkpg[/youtube]

Eso sí­, cuenta con ciertas limitaciones. Así­, aunque es posible avanzar progresivamente gracias a ganar carreras, existen bienes escasos. Es el caso de los bidones de combustible que permiten disputar carreras, o las monedas y diamantes que permiten acelerar los procesos de construcción o acceder a nuevos tramos y elementos decorativos. Objetos que, por su puesto, se pueden adquirir mediante el pago con dinero real para evitar invertir tiempo en conseguirlos.

En definitiva, un juego sencillo pero divertido en el que hay que hacer mención especial al modelado de los personajes y entornos, pudiendo reconocer en todo momento los detalles vistos en la pelí­cula. Unos objetos a los que acompaña la animación, exactamente igual a la del filme. Por tanto, un juego ideal para los fans de esta obra de Pixar. El juego Cars: rápidos como el rayo está disponible tanto para Android como para iOS y Windows Phone. Se puede descargar gratis a través de Google Play, App Store y Windows Phone Store (próximamente), aunque con compras integradas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp