asc

Existen muchas ocasiones en las que una captura de pantalla es la mejor opción que tiene un usuario para guardar una conversación para la posteridad, dejar constancia de un error, o almacenar cualquier detalle difí­cilmente descriptible. Igual o más útil es incluso guardar un ví­deo con todo lo que se ve en la pantalla del móvil. Algo que permite crear tutoriales o enseñar a otra persona los pasos dados para hacer algo con una aplicación o retocar cualquier ajuste. Sin embargo, los terminales no traen esta opción de serie, como sí­ sucede con las capturas de pantalla. Por ello es necesario utilizar aplicaciones de terceros.

En el caso de los dispositivos Android hay que hablar de dos vertientes. Por un lado están los móviles que cuentan con acceso root y por otro los que no. Tener acceso root o tener rooteado el terminal supone haber modificado el sistema operativo. O lo que es lo mismo, saltarse ciertas protecciones y cuestiones de seguridad que, por un lado anulan la garantí­a del terminal, pero por otro dan acceso a todas las posibilidades del sistema operativo Android. Entre ellas está el poder utilizar aplicaciones para grabar lo que aparece en la pantalla del terminal. Sin embargo, también existen herramientas con un método alternativo para evitar este paso y seguir manteniendo el dispositivo en garantí­a y sin los peligros que ese proceso puede acarrear. Una de ellas es ASC.

asc

1) Lo primero es descargar esta aplicación en un dispositivo Android, ya se trate de un smartphone o una tableta. Se encuentra disponible de forma gratuita aunque algo limitada en Google Play.

2) Los usuarios que no tengan acceso root en sus dispositivos necesitan descargar un programa compañero para esta aplicación. Se trata de un pequeño software destinado a activar el funcionamiento de esta herramienta y poder así­ capturar en ví­deo la imagen de la pantalla. Un programa que se instala de forma sencilla y habitual, siguiendo el proceso guiado, aunque su instalador está en inglés, aunque es muy sencillo. Un paso que los usuarios con acceso root pueden saltarse. El programa se puede descargar desde esta página web. [ATENCION: a la hora de descargar este programa y hacer las pruebas en varios ordenadores, el antivirus nos ha avisado en uno de los casos de que tení­a un virus troyano. Por eso, recomendamos al lector extremar las cautelas a la hora de usar este programa]

3) Una vez que la aplicación y el programa han sido descargados e instalados, tan sólo hay que conectar el dispositivo portátil al ordenador mediante un cable USB.

4) En este punto sólo hay que iniciar la aplicación en el dispositivo. La primera vez que se hace esto aparece un mensaje indicando si no es usuario root, y obligando al usuario a realizar el proceso de activación en tal caso. Para ello sólo hay que pulsar sobre el botón PC. Esto hará que la aplicación se mantenga a la espera de la activación, proceso que se lleva a cabo en el ordenador.

5) Así­, sólo hay que iniciar el programa descargado e instalado, llamado Benzur Activator, y pulsar sobre el botón Activate. Eso sí­, antes hay que estar seguro de que el ordenador reconoce el dispositivo y que no existe ningún problema en la conexión entre ambos. También hay que activar el modo debug o depuración a la hora de conectar el terminal. Una cuestión de la que la propia aplicación avisa si no se cuenta con ella activada.

asc

Desde este momento, y si el proceso ha ido bien, ya es posible empezar a utilizar la aplicación libremente. Incluso sin mantener el móvil conectado al ordenador. Al hacerlo el usuario se encuentra con la pantalla de ajustes, donde configurar algunas de las cuestiones a la hora de grabar. Lo más importante es la opción Quality o calidad. Aquí­ es posible seleccionar varias opciones, teniendo en cuenta la resolución del ví­deo resultante, el tamaño de pantalla que recoge y también el número de fotogramas por segundo. Aparte de esta cuestión también es posible activar Mark each touch wile rec. para reflejar en el ví­deo allí­ donde se toca en la pantalla. Una buena opción para señalar de forma uní­voca dónde hay que hacer click.

Con todo esto configurado tan sólo queda escoger lo que se va a grabar. Basta con colocarse sobre cualquier pantalla del terminal y utiliza el icono flotante que deja esta aplicación siempre visible. Con él es posible pulsar sobre el icono de la cámara para tomar una captura en forma de imagen fija. O, si se desea, pulsar sobre el icono de la videocámara. Esto hace que el ví­deo empiece a grabarse, pudiendo ver un botón de grabación traslúcido siempre en pantalla con el que cortar la grabación.

Este proceso puede ralentizar el funcionamiento habitual del terminal. Un coste necesario que se sufre sobre todo cuando se selecciona la máxima calidad de ví­deo. Una vez terminado de grabar la aplicación se encarga de componerlo y almacenarlo en el terminal. Además, con el botón traslúcido, pulsando sobre su tercio superior, es posible acceder rápidamente a la galerí­a donde consultar todas las capturas, en foto o ví­deo tomadas por el usuario.

Otra opción extra que permite la aplicación ASC es compartir directamente estos contenidos. Ello supone poder enviar las capturas de pantalla tomadas directamente a través de WhatsApp, publicarlas en redes sociales como Facebook y Twitter, adjuntarlo en un correo electrónico o incluso publicarlo en la plataforma de ví­deos de YouTube.

Con todo ello el usuario ya puede realizar grabaciones de todos los pasos que da en el smartphone o la tableta. Ya sea para recordar en qué menús se ha metidos, para crear un ví­deo tutorial para otra persona o simplemente para dejar constancia y compartir todo lo que ha visto a través de la pantalla de su dispositivo móvil. Además, esta aplicación es capaz de captar el sonido interno del terminal para no crear un ví­deo mudo. Sin embargo, no capta el micrófono externo, por lo que será cuestión del usuario editar el contenido para añadirle una narración si así­ lo desea.

Lo mejor de todo es que la aplicación ASC es completamente gratuita, aunque cuenta con algunas limitaciones. Se puede descargar a través de Google Play. Si se desea, cuenta con una versión de pago que elimina todas las limitaciones, ofreciendo más opciones de grabación al usuario más exigente.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro