fling

Internet y las redes sociales se han convertido en la forma más cómoda de conocer personas, ligar o, sencillamente, compartir momentos con el resto del mundo. Sin embargo las fórmulas parecen repetirse hasta la saciedad. Es por ello que los creadores de Fling han dado una vuelta de tuerca a este concepto presentando una aplicación diferente, con una visión más amplia pero sencilla al mismo tiempo que puede ayudar a que ningún usuario se sienta solo si cuenta con esta herramienta.

Se trata de una especie de aplicación de mensajerí­a, aunque su concepto dista bastante de lo visto hasta el momento entre las herramientas de comunicación más famosas. La idea es comunicar y compartir, pudiendo recibir feedback y respuestas de desconocidos de cualquier parte del mundo. Simplemente por el hecho de compartir con el mundo y no sentirse demasiado solo. Ya sea un mensaje, una foto o un ví­deo. Todo ello de forma sencilla y directa gracias a Fling.

Para utilizar Fling sólo hay que llevar a cabo tres sencillos pasos, además de un registro previo para crear una cuenta de usuario. Lo primero es crear un contenido a compartir. Éste puede ser una fotografí­a propia o selfie en algún lugar o memento especial, un ví­deo de corta duración disfrutando de una situación concreta o mostrando cualquier cuestión, o, si se prefiere, un sencillo mensaje con un pensamiento o idea que se desee lanzar al mundo. Y precisamente eso es lo que hace Fling.

fling

Tras crear dicho contenido la aplicación lo enví­a hasta a 50 personas diferentes que también son usuarios de la aplicación y que están repartidas por todo el mundo. Así­, es posible que alguna de esas copias caiga en manos de una persona conocida o no. Éstas tendrán acceso libre a dicho contenido y, lo más importante, tienen la potestad de responder y valorarlo, ofreciendo su propia versión u opinión. Una buena forma de saber qué le parece al resto del mundo.

Con ello es fácil crear ví­nculos y conocer a personas de todo el mundo de forma sencilla. Además es posible mantener conversaciones y seguir en contacto respondiendo a los mensajes con nuevas impresiones y contenidos. Todo ello de forma directa tras hacer una doble pulsación sobre un mensaje para responderlo. Además, estas conversaciones son privadas, por lo que, aunque no se mantiene el anonimato del usuario, permite dar seguridad a las conversaciones, siendo la foto o mensaje inicial el único contenido que se transmite de forma libre y a un buen número de usuarios de esta aplicación.

En definitiva, una forma de comunicar y compartir bastante diferente a lo visto hasta ahora, donde las redes sociales ya cuentan con conexiones establecidas entre amigos. Una herramienta con la que conocer a nuevas personas de cualquier lugar. Lo mejor de todo es que Fling es completamente gratuita, aunque por ahora sólo está disponible para iPhone. Se puede descargar a través de App Store.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro