awkward

Ante la avalancha de aplicaciones de mensajerí­a que destruyen sus contenidos después de ser leí­dos por el miedo a que la privacidad del usuario quede al descubierto, otras tantas herramientas de comunicación salen al mercado con una intención diametralmente opuesta. Es el caso de Awkward, que permite confesar secretos e historias vergonzosas y vergonzantes pero siempre defendiendo el anonimato de quien las cuenta. Una herramienta para liberar la conciencia de aquellas cosas que a veces se guardan y que esta aplicación permite hacer sin peligro ni problemas.

Se trata de una herramienta de comunicación de lo más curiosa. Y es que, siguiendo la estela de Secret, permite dar a conocer toda clase de situaciones e información incómoda que no se harí­a pública de otra forma más que tras el anonimato. La diferencia de Awkward es que en vez de mensajes escritos, esta aplicación ofrece ví­deos con estas confesiones, secretos o historias vergonzosas que se comparten. Todo ello de forma sencilla y recordando a viejos programas de televisión de confesiones.

Basta con descargarse la aplicación para empezar a disfrutar y sentir ese regodeo tras escuchar anécdotas, secretos e historias incómodas de otros usuarios de Awkward. Y es que esta aplicación sirve tanto para crear esos ví­deos cortos de confesiones como para compartirlos. Así­, sólo hay que pasar de uno a otro para reproducirlos y escuchar la historia pudiendo atisbar la figura que se esconde tras la pantalla emborronada, pero nunca viendo el rostro de la persona que está confesando. Ahí­ reside la gracia de esta aplicación.

awkward

Pero ¿y si es el usuario el que quiere liberarse de un secreto? Basta con pulsar el botón Confess something o el icono de la cámara en la esquina superior derecha. Con ello se activa la cámara frontal del terminal para grabar el ví­deo, aunque el primer paso es seleccionar cuán emborronado se quiere mostrar la confesión gracias a la barra de la parte inferior de la pantalla. Así­ el usuario puede escoger el grado de anonimato que desea ofrecer a través del ví­deo que va a grabar. Tras configurar este aspecto sólo queda pulsar sobre el botón Start.

Con ello se empieza a grabar un ví­deo con una duración máxima de 10 segundos. Algo que puede parecer breve pero que consigue un formato claro y directo de ví­deo. Algo así­ como los adictivos fragmentos de la conocida aplicación Vine, pero con un giro de tuerca bastante más morboso. Lo bueno es que Awkward no sólo permite compartir estos contenidos a través de su propia aplicación, donde también pueden ser valorados por otros usuarios, sino que ofrece la posibilidad de publicarlos en redes sociales como Facebook y darles más salida y visibilidad.

En definitiva, una aplicación que puede llamar mucho la atención de los usuarios que quieran compartir una confesión, o de aquellos que gusten escuchar esta clase de historias. Lo mejor de todo es que Awkward es completamente gratis. Eso sí­, sólo está disponible para los terminales iOS. Se puede descargar desde App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.