hopeless

El fútbol parece el deporte más prolí­fico. Más allá del Mundial de Brasil 2014 hay quienes deciden aprovechar su fama para sacar algo de tajada. Es lo que sucede con el juego Hopeless: Football Cup. Un curiosí­simo e hilarante tí­tulo que versiona y adapta las mecánicas de otras entregas de la serie Hopeless para llevarla directamente al terreno de juego. Una excusa para seguir divirtiendo a los jugadores que quieran demostrar su habilidad y reflejos en un juego sorprendentemente adictivo a pesar de su simpleza.

En Hopeless: Football Cup el jugador se encarga de proteger a los jugadores de un equipo de fútbol acorralados en el centro del campo. Aunque más que jugadores son unos extraños seres amarillos. Y es que la afición está arrojándoles balones por todos los lados, creando un entorno dramático y que llega a asustar por lo siniestro de la situación. Sin embargo, las reacciones a los golpes y la agilidad de su mecánica hacen que sea un juego divertido y que engancha al usuario por el simple hecho de retarse a sí­ mismo y mejorar su puntuación.

hopeless

De tal forma, lo único que hay que hacer durante una partida es deslizar el dedo por la pantalla para rechazar todos los balones que aparecen en pantalla. Sin importar la dirección del despeje, tan sólo evitando que los jugadores que se encuentran acorralados en el medio del césped salgan ilesos. Algo que la dificultad de este tí­tulo impedirá hasta al jugador más habilidoso. Pero no todo consiste en despejar balones. Cada cierto tiempo nuevos jugadores aparecen en el campo para unirse al grupo, debiendo de tener los reflejos necesarios para no golpearlos. Con ellos se suma más tiempo y posibilidades para aguantar las oleadas de balonazos.

Pero para que esta mecánica no resulta siempre tan repetitiva los creadores de este juego han incluido power-ups o habilidades que se pueden adquirir y aplicar a los jugadores para conseguir que las siguientes partidas sean más prolí­ficas. Ya sea por la vestimenta u objetos, es posible aumentar la cantidad de billetes que se ganan por despejar los balones, que a su vez se utilizan para adquirir nuevas caracterí­sticas. Es aquí­ donde se encuentra el negocio de Hopeless: Football Cup. Y es que existe una gran cantidad de contenidos de pago, sobresaliendo entre todos ellos las diferentes camisetas y vestimentas que pueden portar los curiosos personajes. Cuestiones que el jugador puede conseguir a base de muchas horas de juego o mediante el pago de dinero real.

De este juego sorprende el aspecto gráfico gracias a las animaciones de los personajes. Si bien no está lleno de detalles y efectos, en su conjunto resulta fluido y atractivo. Y es que el minimalismo estético es lo que se lleva ahora. Además la agilidad de este tí­tulo hace que el jugador apenas pueda fijarse en los personajes y elementos. Cierra la experiencia de juego un sonido rí­tmico que crea ambiente y mantiene en tensión al usuario hasta el final de cada partida.

En definitiva, un juego simple pero de lo más complicado, tal y como marcan las lí­neas actuales tras el éxito de Flappy Bird. Un tí­tulo divertido para los descansos de este Mundial de fútbol de Brasil 2014. Lo mejor es que el juego Hopeless: Football Cup se puede descargar gratis para Android a través de Google Play. Próximamente también llegara a la App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.