trials frontier

Una de las sagas de motos más exitosas para videoconsolas llega ahora a la plataforma Android. Se trata de Trials Frontier, que adopta en las móviles un look algo más desenfadado para traer las carreras y acrobacias a los móviles y tabletas. Trials Frontier se presenta como un juego Free-to-play con historia propia, gráficos trabajados y la misma diversión disfrutada en las videoconsolas pero con el estilo actual de los juegos para móviles. Una buena noticia para los jugones apasionados de las motos.

En Trials Frontier el jugador se pone en el papel de un alocado piloto de acrobacias que sufre un aparatoso accidente, marca de la casa en este tí­tulo, y acaba siendo rescatado por los habitantes de un curioso pueblo motero. Así­, jugando directamente las primeras pantallas se inicia este juego. Un tí­tulo que utiliza la excusa narrativa para plantear los diferentes retos y niveles al usuario pero que acaba enganchando al crear toda clase de situaciones y presentar a distintos personajes a los que ayudar o contra los que competir.

trials frontier

De esta forma, hay que empezar desde cero, con una moto más que rudimentaria con pocas posibilidades para las carreras de acrobacias. Sin embargo, a través de más de 250 niveles en hasta 70 pistas diferentes, el jugador puede ir completando encargos para conseguir dinero y piezas para mejorar el vehí­culo o incluso adquirir otros nuevos y mejores. Todo ello siguiéndole la pista a la banda motera que está causando estragos en el pueblo o simplemente satisfaciendo las demandas de los diferentes habitantes del juego.

La jugabilidad de Trials Frontier mantiene la mecánica clásica del juego y de otros tí­tulos de conducción y acrobacias vistos para móviles. Así­, mediante las flechas de la esquina inferior derecha es posible controlar la aceleración y frenado (además de marcha atrás) de la moto, mientras que las flechas de la esquina izquierda ofrecen control sobre la inclinación del peso del piloto. Botones más que suficientes para realizar giros en el aire, acrobacias o lograr superar toda clase de rampas. Algo en lo que tiene mucho que ver la potencia y caracterí­sticas de la motocicleta.

Y es que la dificultad de las pistas no sólo requiere de pericia por parte del usuario. También es necesario echar muchas partidas y ganar dinero y piezas para poder arreglar la moto y mejorarla. Algo que se puede acelerar gracias al pago de dinero real, con lo que no sólo evitar conseguir nuevas piezas, sino recortar los tiempos de instalación de éstas. Además, hay que tener en cuenta otras cuestiones como los depósitos de gasolina. Un bien escaso que se consume al realizar misiones, siendo necesario pagar por repostar o esperar cierto tiempo real hasta que se repone automáticamente.

En definitiva, un tí­tulo que, en menores proporciones que en las videoconsolas ha sabido llevar toda la diversión y retos a los móviles. Un juego que sorprende por su calidad gráfica, con entornos trabajados y en muchos casos peligrosos por sus rizos, explosiones y otros detalles con el sello Trials. Todo ello de forma gratis para Android a través de Google Play. También lleva un tiempo disponible para los usuarios de iOS en App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.