pacemaker

¿Convertirse en Disc Jockey teniendo a mano una de las colecciones de música más extensa de Internet y sin tener conocimientos de  cómo pinchar o mezclar? No es algo descabellado ni imposible gracias a la aplicación Pacemaker. Una herramienta capaz de crear toda clase de mezclas de forma muy sencilla para todo tipo de usuarios gracias a su exquisito diseño visual y que, además, bebe directamente del servicio de música de Spotify para recoger las pistas y canciones con las que experimentar.

Se trata de una aplicación de música que busca representar la mesa de mezclas de un DJ. Eso sí­, no tiene una finalidad profesional como otras herramientas del mercado, aunque sus posibilidades son extensas y potentes, consiguiendo resultados de gran calidad a través de funciones sencillas para que cualquier usuario pueda disfrutarlo. Y es que hay que mencionar su apartado visual como la clave de su funcionamiento, ofreciendo a partir de la representación de dos platos todas las opciones para mezclar, pinchar, crear loops, añadir efectos y un largo etcétera.

pacemaker

Junto a su diseño tampoco pasa desapercibida la posibilidad de vincular la aplicación Pacemaker con el servicio de música de Spotify, además de tener acceso a iTunes. Con ello el usuario puede escoger entre una extensí­sima colección de canciones y pistas con las que jugar. Basta con elegir dos para comenzar a tocar los platos o circunferencias y hacer toda clase de mezclas. Gracias al diseño es posible controlar la reproducción de ambas canciones con sólo utilizar los dedos a través de los platos y la barra de la parte inferior, dando sonido a una u otra pista a placer. Pero no es lo único que permite esta herramienta.

A partir de la sencillez de los platos es posible añadir otros elementos para crear complejas mezclas llenas de efectos. De esta forma sólo hay que utilizar los botones dentro de los cí­rculos para crear secciones y repetirlas tipo bucle o loop, diseñar toda clase de ritmos a partir de la repetición de un sonido con el compás que se desee, modificar el sonido de los bajos y los agudos o añadir efectos especiales sonoros a la pista creada. Todo de forma orgánica, seleccionando la opción y arrastrándola por el plato para aplicarla en una sección concreta de la pista y con una intensidad que agrade al usuario. Sin botones ni barras, tan sólo como porciones dentro de los platos mediante gestos para que todo quede a la vista.

Además, para que la diversión no acabe, Pacemaker cuenta con su propia tienda de contenidos, desde donde adquirir nuevos efectos y posibilidades para añadir a la canción antes de guardarla para oí­rla en cualquier otro momento.

En definitiva, una aplicación que transforma a cualquiera en DJ gracias a su diseño visual y a sus posibilidades, aptas para toda clase de usuarios, incluso los que no disponen de conocimientos musicales avanzados. Lo bueno de Pacemaker es que es una aplicación gratuita, la cual se puede ampliar posteriormente con nuevos contenidos si se desea. Una herramienta que ha pasado del ecosistema de BlackBerry para asentarse en el iPad. Se puede descargar desde App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.