jamcam

Las aplicaciones de ví­deo siguen siendo uno de los géneros que más están llamando la atención. Y es que, tanto los terminales como las nuevas conexiones a Internet y la tecnologí­a que permite todo esto sigue evolucionando para permitir captar momentos y compartirlos. Sin embargo, hay momentos únicos que, por la situación, el entorno y, sobre todo, la música son irrepetibles. Momentos que un iPhone no puede captar ya que al utilizar la aplicación de la cámara para grabar ví­deos anula el resto de funciones, como el reproductor de música. A menos que se utilice la aplicación JamCam.

Se trata de una curiosa herramienta destinada a grabar, editar y compartir momentos. Especialmente momentos musicales. Aquellos en los que  pasear por una calle y escuchar una canción determinada casan a la perfección, pero que grabar y editar en casa necesitarí­an de un arduo trabajo y unos conocimientos avanzados en la materia. De esta forma, con JamCam lo único que hay que hacer es pulsar la pantalla al estilo Vine para comenzar a grabar ví­deos de hasta 15 segundos al ritmo de la música que está sonando en el teléfono. Sin necesidad de editar con un ordenador ni tener conocimientos del proceso.

jamcam

El funcionamiento de JamCam es realmente sencillo, muy similar a lo visto en otras aplicaciones como Vine o Instagram. Además cuenta con un diseño visual exquisito, donde predomina lo visual y las opciones y menús se han simplificado a la mí­nima expresión. Basta con iniciar la aplicación y rotar el terminal en posición apaisada para activar la cámara del dispositivo. Todo ello sin parar la música que está sonando. En esta pantalla se muestra en la parte inferior el tí­tulo y artista de la canción que se está reproduciendo, mientras que existe un botón a la derecha para grabar y la posibilidad de activar el flash y cambiar a la cámara frontal con los botones de la izquierda.

Así­, manteniendo el botón de grabación pulsado se empieza a capturar junto a la música. Como en Vine, el usuario es capaz de realizar las tomas que desee con solo soltar el botón. Todo ello teniendo en cuenta que la duración máxima del ví­deo es de 15 segundos y que la canción también se pausa con la grabación. Con ello se consigue crear un contenido atractivo, con cambios de plano, pero con una continuación musical para que el resultado sea correcto y agradable.

http://youtu.be/jKJsXLqehDY

Una vez terminado el ví­deo ya solo queda compartirlo, si se desea. Para ello se proponen varias redes sociales como Facebook, Twitter o incluso Instagram. Además es posible descargar el ví­deo resultante al carrete del terminal. Todos los contenidos quedan en la sección My videos de la aplicación para ser disfrutados en cualquier momento y lugar.

En definitiva, un concepto de lo más curioso que puede ayudar a los usuarios más inexpertos a crear ví­deos cortos musicales de forma muy sencilla, o simplemente a capturar un momento sin necesidad de tener conocimientos de edición. La aplicación JamCam sólo está desarrollada para iPhone y se puede descargar completamente gratis a través de App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.