instagram marca

La red social de fotografí­a y, recientemente, también de ví­deo saca los dientes para constituirse como la única y genuina Instagram. Y es que, tras cambios recientes en sus directrices, no está dispuesta a que otras aplicaciones utilicen su fama, marca y, sobre todo, nombre en beneficio propio. Una medida cuanto menos llamativa que pone entre la espada y la pared las herramientas no oficiales relacionadas de algún modo con esta famosí­sima red social.

El hecho sucedió durante el pasado lunes, cuando Instagram modificó las directrices de su marca. Concretamente se tratarí­a de un cambio a la hora de utilizar la marca Instagram en los nombres de otras herramientas. Un hecho que afecta a todas las aplicaciones de terceros que utilizan su API o herramienta de desarrollo para lograr algunas de sus funciones, como publicar en esta red social. Aplicaciones que ya no pueden hacer uso de Instagram en su nombre, pero tampoco del prefijo Insta ni del sufijo Gram, ni siquiera las iniciales IG.

Se trata de una cuestión bastante notoria, y es que la inmensa mayorí­a de estas aplicaciones suele apoyarse en la palabra Instagram, ya sea como reclamo para los usuarios o por centrarse en el servicio de esta red social. Algo que deberán modificar próximamente si no quieren meterse en problemas con esta red social o, por analogí­a, con Facebook, cuya compañí­a es propietaria de Instagram. Un movimiento con el que parece que intenta coronarse como rey de la colina, aunque no quepa duda de ello.

instagram marca

Además, al parecer, Instagram ya habrí­a llamado la atención a los responsables de muchas de estas herramientas. Una de ellas es Luxogram, cuyo CEO ha dado a conocer el correo electrónico enviado por Instagram en el que se muestran las nuevas directrices de la marca y que insta a modificar el nombre de su herramienta, disponiendo de un tiempo de margen “razonable” de 48 horas para volver a ponerse en contacto con la famosa red social. Una petición que se ha repetido a otros servicios conocidos que utilizan Insta o Gram en sus nombres desde que era posible hacerlo. Y es que, a pesar de que la medida es a posteriori, Instagram tendrí­a potestad para eliminar el ví­nculo de esa herramienta con su servicio, haciendo más daño aún que un cambio de tí­tulo para una aplicación que puede llevar ya bastante tiempo en funcionamiento y poseer una base de usuarios abultada.

Parece que Instagram quiere ponerse seria respecto al uso de su nombre, marca y también de sus logos, siendo una medida bastante razonable y permitiendo a otras aplicaciones añadir la coletilla ”¦ para Instagram a su nombre, siempre y cuando éste sea original por completo, sin utilizar los comentados prefijo o sufijo. Sin embargo supone una medida que puede hacer mucho daño a aplicaciones ya constituidas, quienes se ven obligadas a modificar su nombre si quieren mantener el buen servicio y relación. Habrá que ver si algún caso llega a más o todos deciden acatar las nuevas directrices sin rechistar.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...