vyclone

Ir a un concierto, celebrar una fiesta o ir a cualquier evento con amigos y familiares es la mejor opción para contar con todas las perspectivas del mismo, ya sea a través de sus impresiones o de las fotos y ví­deos que hayan tomado. Sin embargo, el proceso de reunir todos estos archivos y, lo que es más, editarlos en un mismo documento, no es algo que esté al alcance de todos. ¿O sí­? La aplicación Vyclone propone la creación de un ví­deo con todas las perspectivas captadas por amigos que se encuentran en el mismo lugar. Todo ello de forma automatizada.

La aplicación Vyclone actúa como una especie de red social y herramienta de edición para que los usuarios no tengan que preocuparse por nada a la hora de crear toda clase de videoclips y contenidos a través de diferentes piezas o ví­deos. Con ello se consiguen ví­deos más atractivos, con cambios de planos y ángulos pero de forma totalmente sincronizada. Una buena forma de olvidarse de los montajes caseros, con todo lo que ello conlleva: traspasar ví­deos al ordenador, utilizar programas de edición y compartir el resultado final.

vyclone

Como decimos, esta aplicación también actúa como una red social, mostrando ví­deos que otros usuarios han creado y remezclado con Vyclone. De tal forma, lo primero que hay que hacer para tener acceso a todos los apartados es crear una cuenta de usuario. Algo que lleva sólo un par de minutos y que se completa al rellenar un par de apartados o utilizar la cuenta de usuario de Facebook para sincronizar contenidos y poder publicar cómodamente después los ví­deos que se graben en esta red social, si se desea.

Con ello ya es posible ver el timeline o muro de Vyclone con varios ví­deos de otros usuarios, pudiendo contemplar la experiencia que supone contar con varios ángulos de grabación. Sin embargo, lo más interesante de esta herramienta es que el usuario grabe sus propios ví­deos. De tal modo, cuando él y otros utilizan Vyclone en el mismo lugar, además de seguirse en la aplicación (del mismo modo que se hace en la red social Twitter), se permite la sincronización. Así­, al pulsar el botón de la cámara en la parte superior derecha, aparece la función de grabación. Una pantalla que limita este proceso a tres minutos pero que también permite ver cuántos usuarios están realizando una toma en ese momento.

http://youtu.be/NuaCWQ0leUQ

Al acabar la grabación el usuario puede añadir un comentario y descripción al ví­deos además de elegir si quiere hacerlo público. Tras ello el ví­deo se carga o sube a los servidores de Vyclone donde tiene lugar el proceso casi mágico. Y es que, de forma automática, se encarga de reconocer los mejores planos, cuando alguien está mirando a cámara, y hacer el montaje completo, eligiendo diferentes ángulos según las grabaciones de los otros usuarios. Con ello, la mezcla queda finalizada, pudiendo ver el resultado a través de la aplicación y compartiéndolo si es menester.

Un punto extra es que Vyclone permite al usuario retocar la edición desde su página web, pudiendo elegir los distintos ángulos y fragmentos con un sencillo editor, incluso de las grabaciones que no son del propio usuario. Lo malo es que la resolución y por tanto la calidad de las grabaciones no es demasiado alta, un precio a pagar por la automatización del servicio. Además, al final de cada videoclip se añade unos segundos de ví­deo promocionales de la aplicación.

Lo bueno es que Vyclone se puede descargar completamente gratis a través de Google Play, App Store y Windows Phone Store, ya que está disponible para Android, iPhone y iPad y terminales con Windows Phone 8.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.