classic shell

Nunca es fácil acostumbrarse a lo nuevo. ¿O sí­? Muchos de los usuarios más tempranos que han decidido pasarse a Windows 8, el último sistema operativo de Microsoft, se han encontrado con novedades difí­ciles de digerir. Sobre todo las que hacen referencia a su nuevo interfaz, que se apoya en lo visto en las tabletas, prescindiendo del clásico y útil menú de inicio de los anteriores Windows. Así­, es normal que muchos usuarios se sientan perdidos y que proliferen las aplicaciones que devuelven esta clásica herramienta a Windows 8, como lo hace Classic Shell.

Se trata de un programa para aquellos que no quieren conformarse con aquello de renovarse o morir. Con él devolvemos el menú de inicio de Windows XP, Windows Vista o Windows Seven al no tan aceptado Windows 8, pudiendo prescindir de ese escritorio vací­o o del sistema de tiles o baldosas tan similar al de las tabletas. Pero no sólo eso. La empresa que ha desarrollado Classic Shell también ha pensado en otras cuestiones que se pueden echar de menos como el antiguo explorador de archivos y una versión más clásica e intuitiva de Internet Explorer 9.

classic shell

Lo único que hay que hacer es descargar el programa Classic Shell desde su página oficial. Al iniciar el instalador, sólo necesitaremos elegir qué elementos clásicos son los que queremos y seguir los pasos para realizar el proceso. Al terminar, el mí­tico botón de inicio habrá vuelto a la esquina inferior izquierda del escritorio. Eso sí­, esta vez personalizado con el logotipo de la aplicación (aunque podemos personalizarlo). Con ello, ya tendrás acceso a todos los programas, al panel de control, al comando ejecutar y, en definitiva, al clásico menú de inicio.

Sin embargo, las virtudes de Classic Shell no quedan aquí­, y es que este programa está creado para que el usuario acomode todo a su gusto. De esta forma encontramos diferentes opciones de personalización para cambiar el aspecto de dicho menú. Para ello sólo hay que hacer click derecho sobre el botón de Inicio y pulsar en Configuración. Aquí­ podremos escoger entre los menús de inicio de los diferentes Windows, además de elegir el aspecto, color y textura. Pero hay más. Si pinchamos en All settings también podremos configurar otros aspectos como evitar que aparezca el menú de baldosas de Windows 8 nada más iniciar, o escoger el aspecto del menú y la barra inferior, entre otras muchas cuestiones más.

classic shell

Además, si decidimos instalar los otros complementos clásicos (el explorador de archivos e Internet Explorer 9), dispondremos de las clásicas barras de herramientas en ambas cuestiones para que nos sea más sencillo copiar y pegar, acceder al menú de archivo y un largo etcétera más. En definitiva, un programa para aquellos que quieran estar a la última pero con la comodidad de lo ya conocido. Lo mejor de todo es que Classic Shell se puede descargar gratis desde su página web. Y no sólo funciona con Windows 8, también es posible instalar los menús clásicos en Windows Seven y Windows Vista.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.