apple facebook

La compañí­a Apple y la red social Facebook unen fuerzas para asegurar su continuidad y poderí­o a través de los anuncios publicitarios. Y es que ahora ambas se complementan para dar al usuario de dispositivos con iOS 6 la posibilidad de instalar aplicaciones desde los banners o anuncios de publicidad de la red social sin tener que abandonar esta. Un paso que ahorra tiempo y paciencia del usuario y que, además, redunda en el beneficio de ambas compañí­as. Una mejora que te explicamos más detalladamente a continuación.

Todo comenzó con la opción que Facebook ofrece a los desarrolladores para incluir un anuncio de su aplicación en el muro de noticias de esta red social. Pagando por dicho anuncio, los desarrolladores pueden incluir una imagen, una pequeña descripción y un enlace a la App Store para que los usuarios interesados puedan acceder a la página de descarga. Esto interrumpí­a la interacción con Facebook, ya que el usuario salí­a de la red social para acceder a la tienda de aplicaciones y descargar la que habí­a elegido.

apple facebook

Ahora, gracias a la nueva función de la App Store, el usuario puede pulsar sobre el anuncio de la aplicación para descargarla directamente en su terminal sin necesidad de salir de Facebook. Para ello se abre una pantalla emergente con la información de la susodicha aplicación y, desde aquí­, podemos dar la orden de descarga e instalación. Una simplificación que puede parecer trivial, pero que esconde sus razones, entre las que están la utilidad para el usuario, el beneficio económico para Facebook y los desarrolladores, y el prestigio para Apple.

Así­, los desarrolladores encuentran un escaparate de lo más poblado en Facebook (más de 900 millones de usuarios en todo el mundo), quien además les ofrece bastante libertad a la hora de personalizar su adquirido espacio publicitario. De hecho, ahora permite cruzar los datos del usuario para conocer estadí­sticas como el sexo, la edad o el paí­s, entre otras cuestiones, pudiendo ceñirse más al perfil deseado. Todo ello con un coste más ajustado que antes, ya que el desarrollador paga su espacio por clicks y no por descargas. Y es que no todos los usuarios que accedí­an antes a través de un banner a la App Store decidí­an adquirir y descargar la aplicación.

apple facebook

Todo esto redunda en el beneficio económico de Facebook, que sigue actuando de escaparate para desarrolladores y marcas. Un escaparate en el que es necesario pagar para anunciarse. Por su parte, Apple tampoco se queda de brazos cruzados. Además de beneficiarse económicamente de un porcentaje de las compras en su tienda de aplicaciones, su mayor presencia en la red social más grande del momento también le permite afianzar su posición en el mercado de las aplicaciones. Y aún más, si el sistema funciona es posible que muchos desarrolladores se fijen más en este sistema operativo para crear sus aplicaciones, asegurándose una gran distribución de sus obras.

Habrá que esperar para ver si este modelo funciona. Una alianza en la que todos parecen ganar. Lo bueno es que esta función de adquirir aplicaciones desde una ventana emergente es pública y no sólo está disponible en Facebook, sino que otros desarrolladores pueden introducirla en sus propias aplicaciones.

Imágenes ví­a: TechCrunch

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...