whatsapp suplantacion de identidad

Parecí­a que esta clase de inconveniencias habí­a acabado para WhatsApp, pero estábamos equivocados. Según la página web Security by Default, que ya se ha encargado de encontrar e informar sobre otros fallos de seguridad, la aplicación de mensajerí­a instantánea más conocida sigue teniendo deficiencias en lo que a la defensa de nuestra privacidad se refiere. Y es que se ha descubierto un método para suplantar la identidad  de los usuarios, interceptar sus comunicaciones o mandar mensajes spam con publicidad o cualquier contenido.

Según parece, el sistema de comunicación entre los usuarios y los servidores de WhatsApp sigue sin ser del todo seguro. Ello es debido a ciertas herramientas informáticas que permiten interceptar dicha comunicación en medio del proceso. De una forma más sencilla:

Un usuario escribe un mensaje y lo enví­a.

Ésta va directo a los servidores de WhatsApp, quienes procesan la orden y lo reenví­an al contacto deseado. (Primer tick verde en el emisor)

El usuario receptor recibe la notificación de un nuevo mensaje y, automáticamente, enví­a una señal al servidor como que lo ha recibido.

Por último, el usuario receptor abre WhatsApp, descarga el mensaje del emisor y enví­a una nueva señal al servidor para que se borre.

whatsapp suplantacion de identidad

La cuestión está en diferentes herramientas creadas para romper esta cadena en los puntos tercero y cuarto. De esta manera se podrí­a interceptar los mensajes y su contenido, llegando a descargar las fotografí­as y ví­deos compartidos. Sin embargo, la cosa no queda ahí­. Y es que, con los suficientes conocimientos informáticos, queda abierta una puerta para entablar conversación con uno de los contactos y realizar las comentadas gamberradas de suplantación de identidad. El propio redactor de Security by Default lo muestra en varios ví­deos.

El más llamativo es el de la suplantación de identidad. En él podemos ver cómo un tercero, el espí­a, intercepta una comunicación entre una supuesta pareja. La clave reside en que el espí­a se transforma en uno de los usuarios, rompiendo la pareja sin que el otro se entere absolutamente de nada. Cuando el espí­a deja la conversación, la comunicación entre los usuarios reales se restablece como si nada hubiese ocurrido, al menos para uno de los dos.

Otro ejemplo mucho más factible para el mundo de la publicidad y los correos no deseados se presenta en otro de los ví­deos. En este caso se intercepta a un usuario de WhatsApp y se le enví­a, de manera repetitiva, mensajes de spam.

Sin embargo, lo más preocupante es la posibilidad de interceptar la información de los propios mensajes. Algo que viola por completo la privacidad de los usuarios, pudiendo llegar a descargar las fotografí­as o ví­deos que se enví­an a través de WhatsApp. Todo ello sin enterarnos de nada.

http://www.youtube.com/watch?v=0YbV3Xex42I

Según informan, los propios administradores de Security by Default ya han notificado estas cuestiones a WhatsApp. Aunque comentan que resulta realmente difí­cil entrar en contacto con los responsables de esta red social de mensajerí­a. Aún así­, este sistema de espionaje no es completamente fiable debido a las constantes medidas de seguridad de WhatsApp, por lo que no deberí­a ser un problema común ya que, por otra parte, es necesario contar con las herramientas y conocimientos necesarios.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.