aplicaciones ios

Según un estudio realizado por ABI Reserch, empresa dedicada a los estudios de mercados tecnológicos, las aplicaciones para los diferentes dispositivos de Apple han aumentado de peso. Y es que cada vez ocupan más espacio dentro de nuestro iPhone y iPad, cuestión que pueden afectar seriamente a la hora de elegir uno u otro modelo con más capacidad o a dar el paso y comenzar a utilizar y ser más conscientes del servicio de almacenamiento de iCloud. Pero, ¿de dónde viene este aumento?

Este estudio muestra que, entre los meses de marzo a septiembre, el peso medio de las aplicaciones para el sistema operativo iOS ha aumentado en un 16 %. Una cuestión que se pronuncia aún más si esas aplicaciones son videojuegos, donde el porcentaje aumenta hasta el 42 % en el mismo periodo de tiempo. Un crecimiento muy notable, sobre todo si lo comparamos con su competidor directo, Android, donde el crecimiento sólo llega a un 10 %. Aunque todo tiene su explicación.

Según parece, hay dos cuestiones básicas que afectan a este hecho. La primera es una decisión de Apple que consiste en aumentar el lí­mite de descarga de aplicaciones desde los 20 MB a 50 MB. Algo que afecta también directamente a los desarrolladores, quienes cuentan con un margen de maniobra más amplio para sus aplicaciones y, sobre todo sus juegos, utilizando más y mejores archivos. Lo que repercute directamente en el peso final de la aplicación o videojuego. A lo que hay que sumar que las aplicaciones compatibles para ambos dispositivos cuentan con los archivos para el smartphone y para la tableta, aunque sólo se utilicen los que correspondan en cada caso, una vez se ha descargado.

http://www.youtube.com/watch?v=t34S1HW82KU

La otra cuestión viene de la mano de la pantalla Retina. Y es que, contar con un panel de alta definición no sirve de nada si no tenemos contenidos creados para disfrutar de esta calidad. Más detalle y definición significa archivos más grandes y pesados. Y de nuevo, más aún en los juegos, donde se busca la espectacularidad y el detallismo. Por tanto, este rápido crecimiento del peso de las aplicaciones es el precio a pagar por la buena calidad de imagen y los juegos con gráficos rompedores.

Pero, como decí­amos al principio del artí­culo, esto no sólo afecta a las aplicaciones. Y es que recordamos que los dispositivos de Apple no cuentan con soporte para tarjetas de memoria que amplí­en la capacidad de almacenaje. Por eso, hay que tener en cuenta que, si la progresión de crecimiento del peso de las aplicaciones continúa, los usuarios con dispositivos de menor capacidad, 16 GB, deberán aprender a discriminar más eficientemente qué aplicaciones y juegos instalan. O, como solución, invertir esos euros ahorrados al elegir el modelo más barato en ampliar en aprovechar los servicios de la nube, es decir, el almacenamiento en Internet de iCloud.

Lo que queda realmente claro es que, tanto Apple como los desarrolladores y los usuarios, están dispuestos a aprovechar las prestaciones técnicas de estos dispositivos. Sin embargo, ¿más tamaño conlleva necesariamente más calidad? ¿Estamos presenciando una mejora de las aplicaciones gracias a la introducción de la pantalla Retina? No dudéis en comentarnos vuestra opinión.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.