Lo bueno de llevar Internet en el bolsillo es poder hacer todo lo que ya hací­as en casa, desde el ordenador, pero en cualquier parte. Si antes consultabas tu cuenta corriente y datos bancarios desde casa, ahora también lo puedes hacer desde tu smartphone. Con la aplicación oficial de Bankia, tienes todos tus datos a manos, además de otras muchas posibilidades.

Al ser un cliente del nuevo grupo bancario, puedes utilizar tu DNI y tu número secreto para poder acceder a tu cuenta a través de Internet. Del mismo modo se puede hacer mediante tu móvil, con la aplicación Bankia, que no sólo te permite realizar consultas, sino también hacer transferencias, sacar entradas, y varias cosas más.

En concreto, la aplicación adapta los contenidos de la versión Web para móviles para que resulte más cómodo su manejo, aunque esto mismo hace que sea una aplicación poco vistosa. De esta manera, nada más iniciar la aplicación encontramos una barra de herramientas en la parte superior de la pantalla con distintas opciones como Bolsa, con información sobre el parquet nacional e internacional; u Oficinas, que nos muestra dónde se encuentran las más cercanas y cómo llegar.

Pero también encontramos otras como Productos donde está la información sobre las prestaciones de Bankia. El botón Entradas, sirve para adquirir tickets de distintos eventos, y el botón Nosotros, es donde se encuentra toda la información sobre la entidad financiera. Sin embargo, lo más interesante y funcional es la opción Oficina Móvil. Es aquí­ donde están todas las opciones de gestión de nuestras finanzas.

La aplicación Bankia está desarrollada para móviles Android y iPhone, además de contar con una versión para iPad. Y es completamente gratis. Tan sólo hay que descargarla desde el mercado de aplicaciones correspondiente: Android Market o iTunes. Es necesario contar con una conexión inalámbrica WiFi o 3G a Internet para realizar todas las consultas.

 

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.