FaceUp adicción móvil

Si pronunciamos la palabra “nomofobia” a los mejor pensáis que nos estamos refiriendo al miedo a esos amables seres diminutos que habitan los bosques, pero no, nada más lejos que eso. El término procede etimológicamente de la unión de dos palabras de origen inglés “nomo(bile)” y “phobia”, o lo que es lo mismo, miedo a no tener el teléfono con nosotros 24 horas al dí­a los 7 dí­as de la semana. Es una adicción más y como tal causa sintomatologí­a fí­sica y mental. Algunos de los sí­ntomas comunes en personas con que padecen nomofobia van desde una insoportable sensación de ansiedad o taquicardias hasta pensamientos obsesivos, dolor de cabeza e incluso dolor de estómago.

Quizás pueda parecer algo exagerado, pero diferentes estudios han revelado que hasta el 71% de los usuarios con edades comprendidas entre los 18 y 45 años sufre algún tipo de dependencia con el móvil y además estas cifras aumentan volviéndose preocupantes entre los adolescentes, en el cuales el alcance llega al 85%. Además de los problemas sufridos por el propio afectado por la nomofobia, este trastorno puede causar otro tipo de problemas en el que se pueden ver envueltas terceras personas con consecuencias graves, por ejemplo accidentes de tráfico o atropellos por la calle al no mirar los semáforos. Además también puede derivar en problemas personales o aumentar el riesgo de exclusión, debido al bajo rendimiento laboral o a la falta de habilidades para la comunicación cara a cara, e incluso problemas de pareja.

Con la premisa de este problema que, aunque permanezca escondido tras un velo, existe, han nacido varias aplicaciones que nos ayudan, primero a ser conscientes del problema midiendo nuestros niveles de adicción y segundo a controlarlo y vencerlo mediante el control. Todo esto suena como un terrible oxí­moron ya que pretender curar una adicción utilizando el objeto de esa adicción. Por ponerlo claro, es como si pretendiésemos superar el alcoholismo con un botella de vodka entre las manos. Nosotros hemos probado una de estas aplicaciones y podemos decir que no nos ha funcionado.

La aplicación en concreto se llama “Faceup” y ha sido desarrollada por el experto en adicción a las nuevas tecnologí­as Marc Masip, que se ha basado en encuestas sobre las conductas indicadoras de adicción a las nuevas tecnologí­as.

Una vez que hemos instalado la aplicación en nuestro teléfono tenemos que pasar un pequeño test que nos indica cuál es nuestro nivel de adicción. En nuestro caso hemos roto el medidor y hemos alcanzado un 100% de adicción. Tras esto, la aplicación nos ofrece opciones para “rehabilitarnos” como los retos. Estos retos consisten en logros que debemos desbloquear como por ejemplo no consultar el teléfono mientras conduces o mientras estás a solas con tu pareja. Además te muestra unas estadí­sticas que te indican el riesgo que tienes de perder tu trabajo o de tener un accidente de coche.

IMG_5732 IMG_5731

 

Dentro de dar toda esta serie de datos alarmantes y sin fundamento de ningún tipo la aplicación te somete a llevar un control -utilizando el teléfono claro, para ver qué logros has conseguido. Moraleja: dejas de estar enganchado al teléfono para estarlo a una aplicación. Si de verdad crees que puedes estar pasando por un problema grave que pueda causarte perjuicios en tu vida o relación con los demás, te recomendamos que busques la ayuda de un verdadero profesional.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.