cabify denuncia

El gremio del taxi parece haber entrado en una batalla infinita por defender sus derechos y los de los viajeros. Así­, tras conseguir que Uber echara el cierre en España como empresa de transporte de pasajeros, pasando después a llevar comidas, ahora parece que Cabify es el siguiente enemigo. O al menos eso es lo que se desprende de la información publicada por la web 02B, que se hace eco de la última denuncia de los taxistas de Madrid ante esta aplicación.

Esta web publica varios datos acerca de las prácticas de la aplicación y el trabajo de sus conductores. Así­, según los datos de 02B, Cabify estarí­a vendiendo licencias VTC por 20.000 euros más IVA a conductores que quieren trabajar con esta aplicación. Se trata de licencias de alquiler de vehí­culo con conductor, algo que dista bastante de las licencias VC como las de los taxistas, ya que los servicios son diferentes, con más limitaciones. Y es que estas licencias permiten el transporte de personas de un punto a otro y cobrar por ello, pero no esperar al viajero ni otros servicios que sí­ les están permitidos a los taxis, aunque denuncian que Cabify también los presta. Eso sí­, todo ello sin crear un ví­nculo laboral entre la empresa y el conductor, que trabaja como colaborador o asociado.

cabify denuncia

Estos datos parecen surgir de un documento interno de Cabify, que ha llegado a manos de 02B y que ha sido presentado como prueba ante el juzgado Mercantil número 12 de Madrid en la denuncia de los taxistas de la capital contra esta aplicación. Así­, junto a la compra de la licencia VTC, el documento muestra otros requisitos necesarios para trabajar con Cabify, como los vehí­culos a utilizar en este servicio, o el requisito de estar disponible al menos 20 horas durante la semana para recibir alertas de viajeros.

Estos documentos filtrados de los que informa dicha página web también muestran otras polí­ticas de la aplicación Cabify y su relación con los conductores asociados. Así­, 02B asegura que otro de los papeles de la denuncia confirma que el contrato por prestación de servicios que vincula al conductor con la aplicación puede darse por terminado si aquél recibe una puntuación de menos de 4,5 por algún usuario. Una puntuación que, como recuerdan desde la web, tiene un máximo de cinco puntos. Es decir, pueden “despedir” (a pesar de no existir un contrato laboral al uso) al conductor a pesar de haber pagado los 20.000 euros más IVA de la licencia VTC necesaria para realizar estos trayectos dentro de lo que marca la ley.

cabify denuncia

Otros detalles que muestran la forma de operar de los conductores es el de la facturación por kilometraje. Y es que, supuestamente en el caso de Cabify, un conductor de esta aplicación factura 1,20 euros por kilómetro. Cantidad que disminuye a un euro en el caso de superar los 20 kilómetros, y aumentando en 40 céntimos cada minuto de espera del viajero. Además, hay que sumar los cinco euros de importe mí­nimo por cada trayecto.

Según 02B, Cabify se escuda en no tener relación laboral con los conductores de su servicio. Además, añaden que no practican la conocida economí­a colaborativa, donde todos los integrantes ofrecen un bien para reducir gastos, sino que practica una “nueva economí­a”, tal y como afirman las fuentes contactadas por dicha publicación web.

Imagen ví­a 02B

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.