Melody Monsters, el nuevo juego al estilo Candy Crush del creador de Apalabrados


melody monster

El creador del exitoso Apalabrados, que nos ha mantenido durante años combatiendo con otros usuarios de todo el mundo para ver quién sabe más de palabras, vuelve a la palestra con un nuevo juego de tipo puzle. Se trata de Melody Monsters, con el que aporta su granito de arena al estilo de juego de Candy Crush Saga, aunque con una jugabilidad algo diferente y fresca. Un juego con una mecánica que ya está algo desgastada pero que resulta realmente entretenido.

En Melody Monsters nos topamos con la joven y fantasiosa Melody, quien cada noche, en sueños, viaja a Dreamland. Este lugar está lleno de simpáticos monstruos que adoran la música y las melodías, y donde cantan con la joven en un entorno de alegría. Por supuesto, Dreamland está amenazada por el malvado Silencio y sus vasallos, los Mono Tony. Éstos quieren que reine el silencio en los sueños de Melody, y ahí es donde entramos los jugadores en toda esta historia, ya que somos los responsables de devolver la armonía y la música a este mágico lugar.

Hechas las presentaciones artísticas, nos encontramos ante un juego tipo puzle que guarda muchas (demasiadas) similitudes con Candy Crush Saga. Desde los tableros con diferentes formas y huecos en los que jugar, hasta el concepto de potenciadores y bonus para ayudarnos a superar cada nivel. Eso sí, la mecánica es algo diferente, y Melody Monsters cuenta con sus propios elementos para dar dinamismo al título, por no hablar de los enfrentamientos. Nada nuevo en este género de juegos, pero lo suficientemente elaborado para engancharnos durante unas cuantas horas.

así se juega a melody monsters

Basta con utilizar un dedo para crear cadenas con los monstruos del mismo color. Éstas se forman al deslizar en línea recta, ya se vertical, horizontal o diagonal con al menos una cadena de tres monstruos. Esto hace que desaparezcan del tablero de juego y caigan otros nuevos, con otros colores, en su lugar. Claro que, si queremos ser unos auténticos maestros del Melody Monster hay que crear cadenas realmente largas. Así, además de sumar más puntuación, conseguiremos crear coros si enlazamos al menos seis de estos monstruos. Y supercoros si llegamos hasta los diez monstruos del mismo tipo. Con ellos se consiguen puntuaciones dobles para otras cadenas y alcanzar así las tres estrellas de valoración al final de cada nivel.

El juego está dividido en diferentes mundos que hacen referencia a distintos estilos musicales, desde lo clásico hasta el rock. Algo que se deja notar no solo en el aspecto del mapeado, sino en las melodías que se producen al crear las cadenas.

Para que el juego no resulte aburrido, pronto nos encontramos con obstáculos como el hielo o los discos de vinilo. Como en Candy Crush, hay que crear combos en torno a ellos para destruirlos y superar los requisitos del nivel. Cada cinco pruebas, además, existe un enfrentamiento contra un Mono Tony, al que hay que dañar creando más cadenas.

En definitiva, un juego que innova poco en el manido universo de los títulos de puzles, aunque eso es algo que gustará a sus seguidores. El título resulta bastante fácil en un inicio, pero hay que dominar la técnica para no verse atascado en algún nivel. También cuenta con cierto componente social al firmar con los datos de usuario de Facebook y ver hasta qué punto han llegado nuestros amigos.

En cuanto al aspecto técnico, el título presenta un apartado visual colorista y animado, en dos dimensiones. Sus efectos sorprenden poco, pero cumplen. El punto negativo es que resulta algo lento de jugar, sobre todo entre niveles debido a los tiempos de carga. Es su apartado sonoro el que destaca, como es lógico. A veces es divertido realizar cadenas para reconocer la melodía que producen éstas, más que por crearla en sí.

El título Melody Monsters está disponible de forma gratuita tanto en Google Play como en App Store. Eso sí, cuenta con compras integradas.